lunes, septiembre 13, 2010




En el filo de esa esquina donde doblan las cosas
para caerse, el aire emite perfumes.
Lo que late se está secando.
Ella pregunta a los chanchos de qué está echo el polvo
y ellos le dicen, de lo que queda de los huesos
cuando se aprietan contra el asfalto.

El tiempo corroe todas las cosas.


...............................................................................................

A mi madre la acechan los buitres

la persiguen por las noches en
los bosques oscuros del sueño, al despertar
cree que nada de eso existía, que eran de mentira
pero los buitres están en las puntas de su cama 

picoteándole los pies le sangran.
La muchacha acude bendita a limpiar la escena.
Cada mañana pan y agua para la heridita.

4 comentarios:

Max Letcher / Noe Fois dijo...

un placer volver aquí.

emiliano dijo...

me gusta celestial.

Unknown dijo...

Me encanta!!! no lo conocia!

Unknown dijo...

Me encanta!!! no lo conocia